Cartas de nuestros usuarios

Desde nuestro estreno en ‘cyberpais’ el 14 de octubre de 2004 hemos recibido muchas cartas con dudas, consejos y agradecimientos. Intentamos responder inmediatamente. Recomendamos poner en asunto ‘piojos’ para que los envios no sean confundidos con un correo con virus o spam etc.
A continuación podéis leer algunas de estas cartas que sin duda os servirán de consolación si no de ayuda.

2006-11-30 - PARÁSITOS QUE ESCARBAN DEBAJO DE LA PIEL

Hola me ha gustado mucho esta pagina, ya que yo soy una madre sufridora de piojos y casi ya una experta contra ellos, casi, no del todo. Mi caso es un poco particular y raro ya que a todos lo profesionales tanto pediatras como médicos etc... le ha extrañado mucho mi caso, o mas bien el de mi hijo.

Os cuento, resulta que le cortamos al niño el pelo, suele llevarlo bastante corto, y al terminar vemos que le salen en el cuero cabelludo como unas manchas rojas, pensé que podían ser eczemas de champú y se lo cambie. A los dos o tres días observo que sigue igual, el niño no se rascaba ni le picaba, al preguntarle siempre decía que no. Decidí mirar las postillas o eczemas mas de cerca y cual fue mi sorpresa que al presionar una de ella me salió un piojo de debajo de la piel. Se que puede extrañar, pero así fue. Cogí al niño y me fui corriendo a urgencias. La pediatra que me atendió en un principio me decía ‘¿cómo va a ser eso mujer?’ ‘Bien’ yo le dije ‘vale mírelo usted misma.’ Cual fue su sorpresa que al acercase a mi hijo vio que sí, que todas las pupas que tenía mi hijo en la cabeza no era otra cosa que piojos enterrados debajo de la piel, de la primera capa de la piel del cuero cabelludo. Presionó con un palo de estos que tienen ellos y verificó que sí realmente era todo piojos. Le extrañó muchísimo y yo me asuste muchísimo también.

Sólo mi hijo y yo sabemos lo que pasamos para quitarle todos y cada uno de ellos llegando a hacerle en la parte de la patilla en la cara una herida al sacarle uno.

Decidí buscar en Internet y no encontré nada relacionado con el caso. El caso es que así fue. Todos los profesionales que le vieron me dijeron que si no lo hubieran visto no lo hubieran creído, incluido el personal farmacéutico. Bueno, he decidido colgarlo aquí por si a alguien le ha pasado algo similar.

Un saludo muy afectuoso y paciencia a todas las madres que como a mi nos ha tocado sufrir, ya que yo soy muy muy escrupulosa con los bichos, no los aguanto, y me ha tocado cogerlos con mis propias manos, si me lo dicen de soltera no me lo creo, pero es cierto que las madres por los hijos superamos muchos miedos. Lo dicho paciencia y mucha mucha constancia.

Eva.

 

MCP RESPONDIÓ:

Hola Eva, he estado varias horas buscando información por Internet en ingles y en español y no he encontrado otros 'casos’ en concreto. El único parásito que he encontrado con estos hábitos es una araña con una forma parecida a la del piojo que se mete debajo de la piel. Se llama “chigger”. Lo que sí he encontrado es un producto que se llama Lice R Gone en EEUU que pone que sirve para ‘piojos que han mutado y que viven debajo del cuero cabelludo y que dejan ronchas rojas’. Me he quedado de piedra. Lo que faltaba, el piojo invisible. La solución será medicina oral, pero ya estamos llegando a un punto que es más cómodo y sencillo desparasitar a un perro que a un niño... Si quieres más información sobre Lice R Gone pon “Lice R Gone” + "mutant lice" en tu buscador. Dicen que les están llegando casos de piojos que se están escondiendo en las cejas, las pestañas y las orejas y la nariz. Ellos hablan de ‘mutant lice’ pero creo que es un error hablar de piojos que han ‘mutado’. Si realmente se trata de piojos creo que se podría decir que han cambiado de ‘hábitos’. Como huyen de la luz es posible que al tener tu hijo poco pelo los piojos se hayan escondido debajo de la piel. También, al tener el pelo muy corto, las posibilidades de que se fuguen a otra cabeza son mínimas (debido a que el pelo más largo sirve como una escalera para llegar a otra cabeza) y han decidido que la mejor solución es quedarse debajo del cuero cabelludo. He pasado tu carta a una mamá biologa y no ha encontrado nada sobre piojos que escarban debajo de la piel.

 

EVA CONTESTÓ:

Hola de nuevo. Sí yo he estado buscando y tampoco encontré nada. Por otro lado me puse en contacto con un zoólogo de la universidad de Navarra, que esta especializado en plagas y parásitos. Me contestó enseguida, pero no supo aclararme nada, simplemente me dijo que había hecho lo correcto llevar al niño al pediatra, tampoco me aclaró mucho. Aun así yo sigo investigando por mi cuenta, aunque hace ya varios meses que pasó y el niño esta limpio como la patena, y sigo mirándole cada semana la cabeza detenidamente. Si consigo por mi cuenta algún tipo de información os la pasaré con mucho gusto. Sí tengo que decirte que vivo en una zona con mucha inmigración, de todos los lugares del mundo. En los colegios hemos tenido algún caso de sarna y una cliente mía tuvo a la niña con la escarlatina, con lo cual tampoco me extraña que sean piojitos venidos de otros climas mas cálidos y hayan mutado aquí por el clima.

 

MCP CONTESTÓ:

En estos casos es importante guardar un ejemplar de lo que encuentras para el zoólogo y mandar también una copia de la hoja de urgencias.
No creemos que sea un problema con la inmigración. Los inmigrantes de Latino América por ejemplo tienen piojos muy ‘inocentes’ que en la gran mayoría de los casos no han conocido pesticidas, ni se han vuelto fuertes, ni tienen ideas novedosas sobre donde se pueden esconder para evitar ser envenenados. Las madres de allí se suelen ponen ‘manos a la obra’ para eliminar todo mecánicamente, y los niños de raza negra son los que menos piojos tienen debido al tipo de pelo que tienen.

Volver a la sección Cartas de Usuarios