Cartas de nuestros usuarios

Desde nuestro estreno en ‘cyberpais’ el 14 de octubre de 2004 hemos recibido muchas cartas con dudas, consejos y agradecimientos. Intentamos responder inmediatamente. Recomendamos poner en asunto ‘piojos’ para que los envios no sean confundidos con un correo con virus o spam etc.
A continuación podéis leer algunas de estas cartas que sin duda os servirán de consolación si no de ayuda.

2005-07-12 - PIOJOS ESTIVALES

Hola: Somos dos padres con un hijo y una hija de 10 y 8 años, respectivamente. Después de leer la información de vuestra página, nos ponemos en contacto con vosotros para pedir recomendaciones por el siguiente asunto. Nos vamos de vacaciones con toda la familia (11 niños más adultos), y el problema a tratar es que algunos de los peques tienen los fastidiosos piojos (ya un tiempo atrás, desde el cole); ya sabemos que combatirlos es una tarea difícil y larga...Pero quisiéramos saber que hacer o como tratar el problema ( usar algún champú, alguna loción, algo todos los días como prevención, etc.), para que los niños no se contagien... Porque por mucho cuidado que se ponga, ya sabemos todos que el contacto entre los niños va a ser inevitable, y más en vacaciones-playa-piscina...Sin más, y esperando vuestra contestación en breve...

Muchas gracias por la información y felicidades por la página. Hasta pronto.
Ramón y Gloria.

 

MCP RESPONDIÓ:

Efectivamente es muy difícil prevenir una infestación de piojos en verano. Los niños pasan muchísimas horas jugando juntos y una loción preventiva deja de ser efectiva si los niños se están bañando cada dos por tres. Dado que el 'contagio' es por el contacto cabeza con cabeza sería recomendable que los chicos tuvieran el pelo muy corto y las chicas (mientras tengan el pelo seco) una coleta. Lo peligroso son los flequillos y los pelitos sueltos delante de la cara. El usar un gorro por estas fechas es buena idea tanto por el sol como por los piojos. Conviene vigilar las actividades de los niños. Jugar a las cartas
'bien', pero cinco niños apretujados en un sofá para ver la tele 'mal'. También conviene evitar meter muchos niños detrás en un coche cuando ‘sólo es un viaje corto', por ejemplo.

Sobretodo los niños tienen que aprender cuales son las actividades que conllevan una posible transmisión, y tienen que entender por qué no deben juntar las cabezas, ni intercambiar por ejemplo los gorros.

Dado que como bien decís, combatir los piojos es una tarea larga, no estaría de mal que los padres de los niños con piojos en vuestro grupo se dedicasen a 'desparasitar' veinte minutos cada mañana y así aprovechar el tiempo libre de las vacaciones.

Volver a la sección Cartas de Usuarios