Cartas de nuestros usuarios

Desde nuestro estreno en ‘cyberpais’ el 14 de octubre de 2004 hemos recibido muchas cartas con dudas, consejos y agradecimientos. Intentamos responder inmediatamente. Recomendamos poner en asunto ‘piojos’ para que los envios no sean confundidos con un correo con virus o spam etc.
A continuación podéis leer algunas de estas cartas que sin duda os servirán de consolación si no de ayuda.

2005-03-04 - DESESPERACIÓN

Me puedo presentar como una madre totalmente desesperada que ya no sabe que hacer. Mi hija tuvo piojos por primera vez con tan solo 18 meses cuando todavía no iba a la escuela. Desde entonces no hemos parado y el próximo mes de febrero cumplirá once años. Tuvimos una tregua de unos dos años, entre los 7 y 8, cuando decidí cortarle el pelo muy corto y pasándole insistentemente la liendrera. Después, empecé a usar un champú de citronela como prevención y al ver que funcionaba seguí usándolo como champú habitual. Pero cuán grande fue mi frustración al descubrir que por una sola vez de no utilizar el susodicho champú a los pocos días la niña estaba rascándose sospechosamente la cabeza. Desde entonces, los piojos han vuelto a ser continuos con y sin tratamientos. Tengo que decir que ni su hermano ni nosotros sus padres sufrimos del mismo problema, que en el colegio, el riesgo de contagio es elevado como es normal y que, en nuestra colección de primos y primas, con los que mi hija mantiene contacto habitualmente, son tres las especialmente afectadas (mi hermano piensa que su hija nació con piojos y que quitárselos sería eliminar una parte de su personalidad.) Hoy se me ha ocurrido picar la palabra piojos en el buscador y así he conocido vuestra página que me ha parecido muy interesante y bien documentada. De todo lo leído, lo conocía prácticamente todo, excepto el antipediculosis por vía oral. Creo que voy a acudir a nuestra pediatra para que nos aconseje pero también me gustaría conocer más a fondo vuestra opinión sobre esta opción. Debo felicitaros por vuestra página ya que pienso que la información que proporcionáis es la más adecuada, utilizáis un lenguaje sencillo que puede llegar fácilmente a todo el mundo. Sin más, me despido y os saludo cordialmente,

Barbara P. Mallorca.

 

MCP RESPONDIÓ:

Efectivamente creo que deberías hablar con tu pediatra. Hay muchos médicos que no dan mucha importancia a una pediculosis ya que no lo ven como un problema para la salud (la salud mental de las madres parece que no cuenta...) Quizás tendrás que decirle si la niña duerme mal, si en clase no se centra, si ha corrido la voz y no la invitan a las fiestas de cumpleaños etc. Los piojos que sacas los puedes ir pegando a un papel con celo, para que la pediatra vea que no es una simple dermatitis, que es una infestación de verdad, y bastante grande por lo que nos dices. La pediculosis entra también dentro de la especialidad de los dermatólogos.
Un pediatra nos ha asegurado que la permetrina al CINCO por ciento sí funciona si lo dejas toda la noche y repites el tratamiento a los diez días. MCP ha investigado y tenemos que advertir que el uso de permetrina al 5% no está aprobado para usar en niños con pediculosis (aunque sí esta aprobado para la sarna). El dermatólogo que citamos en la sección de ‘Tratamiento’ opina que sólo se debe usar en adultos. En todo caso (ya que aquí no somos médicos) que opine tu pediatra. Si últimamente has estado luchando más bien con métodos naturales y no existe ningún riesgo de intoxicación creo que hay más posibilidades de que te recete un pediculicida más fuerte o un tratamiento oral. De todos modos conviene que todos los primos sean tratados a la vez.

Volver a la sección Cartas de Usuarios